sercompetentes.com está editado por:
Banner

Encuestas

¿Es el Coaching una moda pasajera?
 

sercompetentes cumple cuatro años

Imprimir PDF

En mayo de 2.010 nace sercompetentes.com como una Revista Digital sobre Coaching y Liderazgo. Durante estos cuatro años hemos adquirido conciencia de lo importante que es ser competentes antes que competitivos. Al sercompetentes no existe necesidad de competir, somos lo mejor que podemos ser.

Hemos aprendido a no calificar las situaciones como blancas o negras, sino teniendo en cuenta los distintos tonos de grises, y que también deberíamos aprender a aceptar a las personas en su inmensa gama de colores. Este es el punto de partida de la felicidad personal, sabiendo que todo el mundo tiene derecho a desear su felicidad. Que toda persona tiene derecho a ser feliz, con sus tonos grises y sus gamas de colores. Un mundo llego de grises y colores.

Que las vacaciones son una buena ocasión para estrechar lazos familiares, para aprender juntos de experiencias nuevas. Las vacaciones tienen que traer relajación, que no estrés. En estas vacaciones deberíamos pensar en cómo pensamos cuando no estamos de vacaciones. Con todos los posibles desengaños y sueños rotos, con toda la vorágine y turbulencias del día a día, la vida es maravillosa y tenemos derecho a ser felices. Pero no basta con desearlo.

Que existen personas en la que su quehacer diario le da sentido a sus vidas. Este es el pequeño gran secreto. Muchas veces fue primero el quehacer diario y luego llegó la situación de que aquello le daba sentido a su vida. Otras pocas personas, fueron más valientes: comprobaron que es lo que daba sentido a su vida, y luego lo convirtieron en su quehacer  diario. Perfecta enseñanza de vida.

Que aunque es nuestro derecho el decidir qué velocidad imprimimos a nuestras vida, cuando no lo ejercemos siempre terminamos rendidos a la dictadura de la velocidad. Cuando corremos solo rozamos la vida. Ir más lentos nos hará poner los pies en la tierra, y al fin y al cabo, vivir nuestra vida que fue creada para ser vivida.

Que todos nosotros al nacer, venimos al mundo con una mochila imaginaria que llevamos hasta el fin de nuestros días. Esa mochila se va llenando de vivencias, experiencias, pericias, rutinas, costumbres, recuerdo, añoranzas, conocimientos, habilidades, esperanzas, destrezas, miedos, hábitos, talentos, sueños...También metemos cosas físicas como algunos lugares, ciudades, sitios, habitaciones, prendas de vestir, objetos ya inútiles...Pero además, guardamos personas que están en nuestra vida, que alguna vez estuvieron, o que deseamos que estén pero que no quieren estar o ya no volverán...Pasamos por la vida guardando de todo en nuestra mochila. Tampoco estaría mal deshacernos de peso.

Que cada final de año realizar balance anual puede hacer las veces, perfectamente, de un diagnostico personal de nuestra vida. Después de un buen diagnostico, deberíamos ponernos a pensar en el año nuevo que viene…

Que muchos de nosotros nos tomamos la vida como su fuera un juego. Participamos en una eterna competición por casi todo, formando parte de la humanidad, de esta humanidad. Desde que nacemos competimos…Cuando estamos en la vorágine de la competición, no valen los términos medios. Todo lo vemos como bueno o malo (para nosotros), nos afecta o no nos afecta (a nosotros), sirve o no sirve (a nuestros intereses). Palabras como rendimiento, rentabilidad, contraprestación, ganancia, compensación, utilidad, provecho, beneficio, valioso…La vida es algo más importante que un simple juego.

Que hemos dejado de ser plenamente conscientes de cómo transcurre nuestra vida. Debemos recuperar la Plena Conciencia de lo que ocurre en nuestras vidas y a nuestro alrededor. Podemos empezar por las pequeñas cosas. Disfrutar de la quietud y paz interior al zambullirme desnudo para bucear en mi propia conciencia.

Comenzar el cambio poco a poco, no intentes hacerlo todo en unos cuantos días. Encuentra el equilibrio sin concederte tregua pero dándote tu tiempo. Comienza tu gran cambio con esas pequeñas cosas.

Hemos abrazado el Principio de Multifactorialidad, la idea de la multiplicidad. Múltiple es variado, de muchas maneras, lo contrario de simple, y por qué no, abundante. Nos encontramos en un modelo multifactorial dinámico de cambio continuo, esto significa además, que todo está interrelacionado entre sí.

Si adoptamos entre nuestros principios, el Principio de Multifactorial, adquirimos valores como diversidad, interrelacionalidad y amplitud de miras, adquirimos conciencia de nosotros mismos y de nuestra situación con respecto al mundo, adquirimos una nueva dimensión en nuestra espiritualidad, y sobre todo un desarrollo personal armónico con nosotros mismos, con los otros y con el universo en general.

Que con la alfabetización emocional ayudamos a nuestros hijos a alcanzar una percepción más correcta de la realidad, a conseguir un mayor y mejor autocontrol, a que tengan un sentido de la realidad acorde con su edad y su capacidad metal e intelectual, a lograr una mayor resistencia a adversidad…a descubrir y obtener el éxito en forma de felicidad. Enseñar a nuestros hijos a vivir consigo mismos y con los demás.

Que hemos de sonreír. Sonríe, porque la sonrisa es el idioma de la alegría, de la comunicación inteligente, de la interacción personal. Sonreír tiene un efecto multiplicador, tiene el “efecto espejo”. Sonríe, y te sonreirán. Sonríe, pero hazlo de forma franca y sincera, con el corazón, con el alma, sintiendo tu sonrisa, con convencimiento. Sonríe y se feliz. Transmite felicidad. Por favor, sonríe.

Que no hagas nunca nada esperando un “gracias”, porque entonces no las merecerás. Recuerda que se puede dar las gracias sin decir “gracias”. Un gesto, una sonrisa, una mirada cómplice…también pueden significar “gracias”. Gracias no es solo una palabra, es un sentimiento de unión con otras personas.

Que soñar es gratis. La capacidad de soñar no distingue entre ricos y pobres, ni entre niños y adultos, ni entre hombres ni mujeres. Los sueños son libres, nos envían señales. No podemos negar nuestros sueños. Soñar es optimismo, tener pesadillas es todo lo contrario. Las personas exitosas son seres soñadores. Para soñar, primero hay que creer en los sueños. Después saber soñar, y si no se aprende. Solo así lograremos ser soñadores vocacionales.

Que el optimismo implica creer en el ser humano, en la buena naturaleza de las personas y por supuesto, también tener confianza en uno mismo. El optimista considera el fracaso como una lección para buscar soluciones a los errores subsanables. El optimismo busca al amigo, no al enemigo. Mira hacia adelante, no hacia atrás. El optimismo no se pregona, se practica. Para crecer en el optimismo, se trata de querer ser optimista.

Que a pesar de la desesperanza que lo inunda todo, deberíamos no dejarnos atrapar por la desesperación, ni caer en la depresión colectiva. No podemos dar por perdida la batalla por la vida. Nuestras esperanzas no pueden quedar diluidas en el desánimo. A pesar de todo...deberíamos continuar creyendo en las personas.

Saber no fallarnos a nosotros mismos, elegir y reconocer el centro de nuestras vidas, explotar nuestra energía vital, que no puede haber amistad sin confianza, a creer en nuestra intuición, saber a no cejar en la idea constante de lo que somos, lo que buscamos y lo que valoramos...Saber que muchas cuestiones dependen de uno mismo. Saber disfrutar del privilegio de elegir. Saber ser dueños de nuestro propio destino.

Ser independiente a la vez que interdependiente en un desarrollo personal continuo. Ser competente para ser competitivo en un incesante aprendizaje de competencias personales y sociales. Saber qué quiero, Ser consciente de todo el proceso, Hacer que ocurra. Saber, ser, Hacer. Ser una persona equilibrada, feliz.

Saber qué quiero Hacer, ser consciente de qué y cómo Hacerlo, Hacer que ocurra. La forma de Hacer también es Ser y para Hacer hay que Saber. Saber, Ser, Hacer.

Que sercompetentes es felicidad y paz contigo mismo y con los demás.

FacebookTwitterLinkedin